Todo es Vintage, todo es vida

Casi siempre, y por mucho, lo que está de moda nunca es lo mejor.
Poemas, rosas, estrellas.
Montañas.
Besos con los ojos cerrados.
El piano y el violín.
Pergaminos, leyendas.
Benedetti, García Márquez, Otelo.
Folklore, cuentos para dormir.
Enamoramiento, respeto y fe.
Confianza.
Miradas profundas.
Árboles frondosos, flores en el campo.
El Silbón, la cuerda, el escondite.
Embarazos, hacer el amor.
Dormir, respirar, comer.
Trepar, cavar, leer.
Silbar, cantar.
Bailar.
Abrazos, caricias.
Recuerdos, sonrisas.
Escribir, soñar, pensar.
Creer, confiar.
Pedir bendiciones, ver el sol brillar.
Luchar por los hermanos, con pájaros hablar.
Sentir cómo falleces, luego resucitar.
Susurrar al oído, decir frases de amor.
Confiar en el amigo, practicar el perdón.
Decir no porque no quieres.
Callar, gritar, brillar.
Bajar el rostro, sentir vergüenza.
Recobrar fuerzas, volverlo a alzar.
Despedirse, encontrarse.
Conocerse, imaginar.
Soñar despierto, soñar dormido, no importa cuándo pero soñar.
Vivir la vida que te ha tocado, si no te gusta puedes cambiar.
Sentir orgullo por lo que eres y de placeres hartarte más.
Amar a alguien, odiar a todos.
Cerrar los ojos, reflexionar.
Inspirarte, crear arte.
Apasionarte, decepcionarte.
Amar por siempre o hasta que acabe.
Amar de nuevo y a raudales.
Nada de esto está de moda pero es bueno.
Todo es Vintage, todo es vida.
Todo es viejo.

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 600 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 10 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.